Domeltv Canal 55 en Vivo desde Manhattan NY

jueves, 2 de enero de 2014

Encuentran cadáveres en descomposición de una familia completa en Orlando ¡HORROR!

Marcio Ferraz do Amaral, un piloto brasileño y su esposa Cledione de 34, parecían un matrimonio feliz. Tenían una hija de 10 años. Marcio trabajaba como piloto comercial en una aerolínea y Cledione en Disneylandia. Los tres vivían en un elegante barrio de clase media alta en Orlando, Florida. Llevaban lo que aparentemente era una vida de película. Hasta que los encontraron a los tres muertos. Pero eso no es lo peor.


Al parecer detrás de la apariencia de prosperidad, la pareja estaba confrontando serios problemas financieros. En noviembre Cledione llamó a Gerald Mastro, un amigo de la pareja quien además les rentaba la casa donde vivían, para disculpase y decirle que enviaría por Fedex el dinero de los tres meses de renta que tenían atrasados.

El dinero nunca llegó. Pasaron tres semanas y al ver que no podía comunicarse con Marcio o Cledione, Gerald, quien vive en Chicago, le pidió al administrador de las propiedades que se acercara a la casa de los Amaral para ver qué pasaba.

El hombre no pudo entrar al inmueble porque el olor era insoportable. Olía a cadáver en descomposición. De inmediato llamó a las autoridades y lo que encontraron fue dantesco.

En el garaje estaban los cuerpos putrefactos de Marcio, Cledione y su hijita. La muerte colectiva de esta familia es un misterio, aunque las autoridades sospechan que se trate de un homicidio-suicidio.

No encontraron signos de violencia en ninguno de los tres cadáveres. Ninguna de las puertas o ventanas de acceso a la casa había sido violentada. Tampoco había signos de robo.

Al parecer Marcio había dejado de percibir ingresos en la aerolínea y lo que ganaba Cledione en Disney no era suficiente para cubrir los gastos de la familia.

Puedo entender la desesperación cuando no tienes como pagar tus cuentas. Puedo entender lo difícil que es bajar de estatus social cuando estás acostumbrado a vivir cómodamente y con abundancia.

Pero también sé que lo único que no tiene solución es la muerte. Un problema de deuda se soluciona con trabajo o acogiéndote a la ley de bancarrotas pero ¿matarte?, ¿morirte?, ¿acabar con la vida de tu familia?

Que triste fin el de esta pobre gente. Ojalá descansen en paz.

Imagen vía Thinkstock



Publicado por Domingo Morel, Administrador www.contactoxtrany.com Contacto 347-455-5584, Email: domingomorel36@gmail.com