Domeltv Canal 55 en Vivo desde Manhattan NY

domingo, 31 de agosto de 2014

La Vida Sagrada de un Sacerdote "Félix Azcárate" Gran ser humano.-


Por: Luis Manuel Tejada
Puede que parezca una propuesta descabellada desear que sea canonizada una persona, cuando aún se encuentra entre nosotros los vivos.

¡Descabellado deseo de un hijo agradecido!

Quizás usted no lo entienda, pero tengo mis razones para pedir tan alto honor y no exagero, aunque esa petición no sea posible dentro de los reglamentos católicos.

Primero, analicemos los requisitos que exige la iglesia católica, luego veremos si nuestro candidato cumple todas estas condiciones. Y, si ese fuese el caso, no habría entonces que esperar 200 años para reconocer lo que hoy está a la vista de todos, los hechos. Cuando termine de leer este artículo usted me dará la razón.
La canonización es el evento mediante el cual la Iglesia Católica reconoce como santo a una persona fallecida, pero con algunas excepciones (eso puede cambiar, ya que muchas cosas están cambiando en la iglesia católica hoy día). Este proceso comprende la inclusión de dicha persona en el canon, o lista de santos reconocidos, como parte de los hijos más sobresaliente de la iglesia.

Pienso que la canonización, no debería “hacer” santo a ninguna persona: lo que debería hacerlo es su práctica, por lo que puede serlo antes de que la iglesia lo reconozca o no.

La Católica tiene un protocolo formal para llevar a cabo el proceso de canonización de una persona; actualmente este se efectúa después de un proceso judicial, llamado Proceso de Beatificación y Canonización, o simplemente proceso de canonización. Este proceso es un espacio que debate la duda acerca de la santidad de una persona. Según la iglesia católica, existen dos vías para llegar a la declaración de canonización: La vía de virtudes heroicas y la vía de martirio.

En el proceso de canonización se establece la duda procesal de si el candidato a santo o servidor de Dios ha vivido las virtudes cristianas en grado heroico, o si ha sufrido martirio por causa de la fe. Además, para llegar a la canonización se requiere de la realización confirmada de uno o dos milagros.
La canonización se lleva a cabo mediante una solemne declaración papal de que una persona está, con toda convicción, contemplando la visión de Dios. Consecuentemente el creyente puede rezar confiadamente al santo en cuestión para que interceda en su favor ante Dios.
El nombre de la persona se inscribe en la lista de los santos de la Iglesia y a la persona en cuestión se la “eleva a los altares”, es decir, se le asigna un día de fiesta para la devoción litúrgica por parte de la Iglesia católica.
Tengo entendido que el llamado buen ladrón, fue el único santo canonizado en vida, por el mismo Jesucristo., si hay otro no lo sé.

Los salcedenses podemos presentar todas las pruebas de causa al pedir que la iglesia católica reconozca, si no con la canonización, ya que existen restricciones internas, otorgando un alto reconocimiento al Padre Félix Azcarate, pero en vida. Su hoja de vida cumple todos los requisitos y más. Una vida entera dedicada a la iglesia, sirviendo a Dios de manera incondicional. Dentro de sus obras podemos resaltar (información publicada en www.misalcedo.com por Juan Eligio Abreu: aportes del Padre Félix):

Centro Juvenil Católico Acasa (grupo músico-vocal) Rondalla Intercomunal Amistad y Alegría.
Campesinos Federados de Salcedo (CAFESA).

Centro Infantil Católico (Vivero del Centro Juvenil Católico)
Asociación de Limpiabotas Asociación de Trabajadoras Domésticas Muestra de la Cultura Campesina Auto-sacramental “Reyes Magos”
Construcción del Centro San Agustín en Jamao La Junta (Grupo Músico-vocal)
Revista Despertar Cultural
Programa Radial Antorcha Juvenil
Maratón Cultural Carnaval Popular Socio-dramas Musicalizados
Pascua Juvenil Campamentos Festival Jamao de la Canción
Además de un gran consejero y amigo.

Félix logró formar varias generaciones de jóvenes, lo que para la República Dominicana es un verdadero milagro.

Vivió una vida de sacrificios por los pobres, en la lucha de la tierra para los campesinos; un gran motivador por la formación académica, el conocimiento; fuerte luchador contra las injusticias sociales, al punto de exponer su vida frente a los intereses de los ricos y en momentos políticos difíciles; víctima de acoso, apresamientos, persecución, tentaciones, insinuaciones, etc.

Las enseñanzas filosóficas y legado del Padre Félix se han multiplicado por doquier. El Padre nos educó en la rebeldía con sentido humano, cristiano y práctico, vivir una vida sencilla y bajo la creatividad constante y darlo todo por servir a quienes más necesita. Ese producto somos nosotros hoy.

Por su valentía, su carácter fuerte, su entrega y humildad, el país cuenta con varias generaciones de profesionales con valores, en todas las ramas del saber: en la medicina, el arte, agronomía, medio-ambiental, educación, teología, comunicación, etc.

Fue formador de líderes, de trabajadores y servidores comunitarios, los cuales estamos diseminados dentro y fuera del país; con sus enseñanzas ha logrado el milagro de hacer familias funcionales, amorosas y exitosas; de forjar sacerdotes dedicados; haber organizado campesinos conscientes que, lucharon y luchan, por los derechos de sus tierras, etc.

Pienso yo que razones tenemos de más para pedir a la iglesia que el Padre Félix Azcarate se le reconozca como Siervo de Dios, Venerable, Canonizado o llevado a la categoría de Santo, aunque parezca absurdo. De hecho ya nosotros lo consideramos en esa categoría.

Se hace necesario, entonces, la formación de la Legión Félix Azcárate, de manera que podamos aunar los esfuerzos para seguir poniendo en práctica su legado, por el bien de nuestros hijos y las futuras generaciones, sobretodo en momentos donde las sombras y tempestades nos amenazan cubriendo nuestro cielo.

Hay que seguir construyendo generaciones más humanas, con principios sanos y solidarios, esos son las enseñanzas del Padre Félix.

Debemos seguir pidiéndole a nuestro gran mentor, Félix Azcarate, que nos siga guiando día a día, aun después de que su cuerpo decida ir al descanso eterno, guiarnos por construir un país más humano.
El próximo 3 de noviembre el ayuntamiento de Salcedo reconocerá al padre Félix Azcarate como el Padre del Desarrollo Cultural de Salcedo, y también será nombrado el Centro de Promoción Cultural Padre Félix Azcarate a la Casa de la Cultura del Pueblo de Salcedo. Merecido reconocimiento.

Luis Manuel Tejada, es el director ejecutivo del Centro Cultural y Comunitario Hermanas Mirabal, Inc., en New York.



Publicado por Domingo Morel, Administrador www.contactoxtrany.com Contacto 347-455-5584, Email: domingomorel36@gmail.com

0 comentarios: