Domeltv Canal 55 en Vivo desde Manhattan NY

martes, 5 de agosto de 2014

¡Que sus hijos no lo pillen en el acto sexual!

Dependiendo de cómo se maneje la situación se creará o no un trauma en los pequeños


En los días de vacaciones, cuando los niños se van a la cama más tarde que lo acostumbrado durante los meses de jornada escolar, hay más posibilidades de que ingresen a la habitación de sus padres sin avisar y los encuentren en un momento de actividad sexual.
Como es de imaginar, la situación resultará embarazosa para los padres que no sabrán cómo actuar en el momento. ¿Qué tanto vería? ¿Le irá a causar un trauma o no? Serán algunas de las preguntas que lo padres preocupados se harán ante la situación.
Calma e información
La sexóloga Myriam Balbela, con consulta en Los Ángeles, explica que la forma en que esto puede impactar al niño va a depender de la información que posea y de la forma como se aborde la situación por parte de los padres.
“Es importante dar al niño explicaciones que resulten coherentes, pero no en ese momento. Lo más importante es no perder la calma ni hacer sentir mal al menor, que de por si estará ya algo confundido con el suceso”, destaca la especialista.
La prioridad en un percance como este es proveer toda la atención que el menor requiera en ese instante y, con dulzura, hay que alejarlo de la escena sin ningún tipo de confrontación.
“Al niño hay que hacerlo sentir cómodo y dejar las explicaciones largas para después”, comparte Balbela.
En control
Si bien es cierto que resulta difícil mantener la calma en situaciones como éstas, hay que tratar de estar lo más tranquilo posible y, según lo que el menor pregunte, contestarle con palabras que vayan de acuerdo con su edad.
“Lo peor es hacer que no pasó nada”, indica la profesional. “Lo indicado es retomar posteriormente el asunto con el niño o la niña y tener un diálogo amigable que permita saber qué vio, escuchó y pensó”, recomienda la experta. “No hay que interrumpir al menor mientras habla, y menos culparlo. La idea es poner en claro la situación y no que el niño se sienta lastimado”.
Educación sexual a bordo
Aunque este tipo de incidentes abre una oportunidad para hablar de sexualidad con los pequeños, Balbela sostiene que no hay que esperar que este evento tan real y tan factible ocurra.
“Hay que propiciar, a tiempo, un espacio de comunicación en el que los padres conozcan qué tan informados están sus hijos sobre sexualidad. Ellos siempre tienen información al respecto (amigos, revistas, televisión, etc.) y hay que aprovechar todo momento para aclarar dudas y proveerles la información correcta”, agrega.

¿Trauma o no trauma?

Dependiendo de cómo se maneje la situación se creará o no un trauma en el pequeño.
De ocurrir el primer caso, puede que “se genere cambios en su comportamiento, tanto en la casa como en el escuela”, dice Balbela, y para evitar esto, recomienda:
  • No demorar las respuestas a las preguntas que el menor haga.
  • No avergonzarse.
  • No inventar ni mentir.
  • No dar detalles innecesarios.
  • Usar un lenguaje apropiado.
  • Hablar sobre el valor de la privacidad por igual para todos los miembros de la familia.

A tener en cuenta

Este tipo de “accidentes” ocurre regularmente cuando los padres se olvidan de ponerle seguro a la puerta de su habitación, y los niños buscan la cama de papá y mamá en la noche o la madrugada al sentirse enfermos, asustados, con frío o calor.
Pero, según dice la psicóloga Ana Nogales, se deben evitar a toda costa.
“Hay que tener cuidado cuando disfrutamos de nuestra vida sexual como pareja”, denota la psicoterapeuta, con consulta en los condados de Los Ángeles y Orange. “Una cosa es que ocurra una vez, pero no con frecuencia. Nunca se sabe cómo estos incidentes puede llegar a afectar emocional o psicológicamente a los niños”.
Ante esto, la experta recomienda a los padres que planean estar de campamento en estas vacaciones, abstenerse de toda actividad sexual si estarán con sus hijos bajo una sola carpa.
A los padres que viven con sus hijos en un cuarto de alquiler o en un apartamento estudio, que obliga a que todos duerman en una sola recámara, y en algunos casos con colecho (cuna anexa), les aconseja tener prudencia al momento del encuentro sexual.
“Tener relaciones sexuales frente a los niños crea problemas psicólogicos y emocionales en los menores”, asegura la doctora Nogales. “Y, en algunos casos, ellos son los abusadores o las víctimas del abuso sexual”.


Publicado por Domingo Morel, Administrador www.contactoxtrany.com Contacto 347-455-5584, Email: domingomorel36@gmail.com

0 comentarios: